Friday, March 02, 2007

si existe un fascismo ese es el de las migas



Había descansado de escribir y había empezado a dormir.
De hecho el blog podría haber quedado como un no recuerdo eterno y probablemente en algún momento lo sea.
Hoy casi pensé que mucho de esto es causa de una mujer.
Ojalá ese la, de mujer, sea la hoja en blanco pensé para no sentirme Macabeo.
Ojalá, sea ese disco llamado lalala.
Ojalá todo esto se resuelva, tan sólo con decir que la escritura es femenina.
Ojalá pudiera seguir sosteniendo esa eterna equivocación del mundo tan bien representada por Groucho cuando dice:
Bebo para hacer más interesantes a las demás personas.
Ojalá que Silvio Rodríguez se equivoque y yo pueda seguir odiando los ojalá.
Hoy, los demás se aparecen en toda plenitud sin beber y sin deber hacerlo.
Esa es una de las gracias de la noche si uno no es vampiro pero es también la desgracia de que los espejos ya no reflejan.
Es la gracia de que sólo tal vez te moleste una mosca que ha decidido no dormir a esas no horas pero es la desgracia del frontón del chino ríos.
No hay cámpanas de colegios ni balones de gas, a lo más algún grito del que no nos hacemos cargo, pero que a veces sirve para alertar a ese lado SQP que todos llevamos dentro.
No hay nadie porque todos duermen o se las arreglan para que la cama no haga ruido o el water no gotee.
Quedan sólo los perdidos o los explotados que vigilan a los que han decidido no dormir.
Están los que deciden no dormir que son una especie de rey en el ajedrez.
Están los que no han podido dormir que son peones.
Y están los que creen que las palabras podrán salir antes que el gallo, que son los peores de todos.
Y yo soy a veces de Boca cuando el Gallo es de River, convirtiendo esto en el diario de vida que nunca quise que fuera.
Me repito intentando que por una puta buena vez se entienda que esto no es un diario de vida.
Me repito intentando que por una puta buena vez se entienda que esto realmente ojalá no se trate sólo de mí.
Tanto los apologistas como los detractores de mi narcisismo se harán un banquete con todo esto, pero si realmente están cómodos, debo decirles que aún no descansen.
No lo hagan en todo caso, porque deben entender, que yo sería el primero en ponerle el sello a lo que sea con tal de descansar y que si no lo hago, es porque realmente, esto a veces es el tema de por qué mierda no soy un tema.
Soy letra a veces.
Soy palabra otras.
Soy párrafo cuando tengo suerte.
Pero no soy ese traje idiota que quieren vender a veces recién sacado de la tintoreria.
Traje de sastre se me ocurre ahora para criticar tanto lo que uno trae como lo que uno se pone.
Y traje desastre a veces es poner orden en el lavaseco.
Lamentablemente mañana no es feriado ni día sabático.
Lamentablemente mañana no hay torta en la heladera ni nana que te cocine.
Y por suerte no hay desayuno a la cama.
Mañana es de esos mañanas que se vuelven un hoy.
Esos días en que si uno no se pone anteojos negros podrá armarse tranquilamente en el puzzle de la mirada de los otros.
Construído a veces en la culpa que hace que veas a los que van a trabajar, con la suma de las culpas de las que no te has hecho cargo.
Tú vuelves, ellos van.
De qué vuelves?
A qué van?

Te pierdes de nuevo.
Querías culparte pero ya no es tan fácil.
Sería más fácil si fueras católico, porque los mirarías con piedad pero no lo eres y no sabes como mirarlos.
Peor aún, te preguntas cómo te miran a ti.
Y lo peor realmente de todo, es que tú te estas bien pero las miradas se han gastado tanto que necesitas un rotter y krauss que te lo confirme.
Los buenos oculistas escasean y el tuerto en el país de los ciegos no es suficiente.
Te gustaría una ciega que le haga honor al amor ciego pero sólo te da una risa infinita.
Te gustaría una muda pero no es necesario explicar la razón de la imposibilidad de eso.
Te gustaría que no te guste quien nunca ha competido con nadie.
Te gustaría poder explicar pero no poder hacerlo es lo que hace que te guste.
Y ahora sí que no sabes cómo explicar cómo es que estás en la telaraña del gusto.
Y ahora estas en una pagína con patas cortas.
En una de rincón.
Ahora no sólo te casaste con kirsten dunst sino que tendrás que explicar la razón de tanto snobismo.
Y la razón de tanto desvarío.
Y la razón de lo que no será arjoneanamente una sin razón.
Me cansé de tener que incluso explicar la sinrazón desde la razón.
Aún asi jamás seré un loco lindo ni me creeré natural ni simple por andar en pelotas.
Que si o que no, no está a subasta y si alguien ha llegado hasta acá no es para aconsejar.
Y si es así, mejor que vuelva por donde llegó, aunque necesite recordar a Ariadna, a hansel a gretel o a las baldosas de su casa.

2 Comments:

Blogger daniela said...

En definitiva, siempre es mejor el silencio...el que cachó cachó y si nadie cachó, nunca fue.

Si debe ser visible lo será mi querido padawan jeje,

españiela.

7:40 PM  
Blogger Samanta said...

Una hoja en blanco difícilmente podría librarte del macabeísmo.
Te equivocas al decir cámpanas, aunque quizás no te equivoques y cualquier cosa que suene así debería mostrarlo.
"todos duermen o se las arreglan para que la cama no haga ruido o el water no gotee" y yo de verdad que no sé si duermo o el water o la cama no hace ruido. O si soy reina o peón, perdida o explotada. O si estoy siquiera dentro de las opciones.
Pero si esto está aquí es porque es para alguien que no eres tú. Y si no eres tú, puedo ser yo, sólo porque tengo el descaro de tomarme la palabra. Porque quiero decir yo donde dices tú.
Obvio que mañana habrá sólo anteojos negros, pero eso es demasiado menos que suficiente. Obvio que ni ellos vuelven ni tú vas. Lo malo es que no miran.
Te gustaría, pero te gusta que no haya ía.
En definitiva lo que es mejor no me importa. Ojalá (les) importe que diga lo que quiero sólo porque puedo.

12:07 AM  

Post a Comment

<< Home