Thursday, November 09, 2006

with a little lost friends



Hay varios tipos de amigos?
Hay amigos para el fútbol y amigos que tienen hermanas ricas?
Hay amigos para cuando queramos tener amigos?
Hay amigos que realmente podamos intercambiar como si uno tuviera la camiseta de un equipo de segunda y el otro sea ronaldinho?
Los amigos tienen que ver con una cuestión de repetición en el tiempo o de un cierto tipo de coherencia al estilo del fuimos hechos el uno para el otro? ¿o las dos cosas?
Existe la amistad a primera vista como infidelidad con ese que estuvo con nosotros desde los tres años?
Qué sucede cuando los gustos cambian tanto con el tiempo que ese que pensábamos sería un amigo eterno se convierte en una especie de víctima del alzheimer que empezamos lentamente a desconocer?
Los únicos amigos que he tenido en serio y que ya no existen me dicen que por lo menos dos personas más actuales debieran ocupar su lugar.
Uno de los que estaría por lejos en el podio que dice 1 era malo para el fútbol y siendo guatón y feo era más rico que su hermana.
Justo ese que yo no habría cambiado por nada pero que en vez de prestarse al enroque se erosionó con el tiempo.
No hubo cambio de camiseta sino que terminó el partido y alguien hizo forward hasta el momento en que los jugadores se fueron del estadio ya duchados abriendo la puerta de un A4.
13 años de repetición no sirvieron para que cuando lo vi 5 años después de dejar de verlo, alguno de los dos citara el pasado haciéndolo presente.
Había más bien un silencio incómodo y forzado como de deuda a lo que habíamos sido. Impaciencia de lo que ya no busca nada sino que ilusiona adelantar la muerte natural y ojalá ahorrarse ese momento de una vida mantenida artificialmente.
Un saludo cordial y tal vez la promesa implícita de que la amistad surgiría en casos de emergencia transcordillerana fue lo que para otros es una pregunta por el clima o una llamada falsa al celular.
Borrar, enterrar y renunciar a esa nostalgia idiota del que se aferra al palo de fósforo en medio de Katrina se hace una imposición demasiado verdadera para desconocerla.
Los amigos no sólo son los de la adolescencia se convierte en otra verdad demasiado idiota para tener que redoblar la idiotez nombrándola.
Nostalgiar a los amigos del recuerdo es vivir en ese todo tiempo pasado fue mejor insoportable. Conservador. Fascista. Esencialista.
Es caminar hacia atrás como Michael Jackson o el legionario de turno.
Hubo dos que podrían haber ocupado ese no lugar y ahora queda uno y medio.
Sí, esos amigos que abandoné o abandonó el tiempo se convirtieron en los proyectos de amigos que tengo ahora. Y esa sola razón ya me hace dudar en sí serán alguna vez amigos.
Sé que me equivoco en lo anterior pero era necesario decirlo.
Los de ahora si son un proyecto pero no vienen a reemplazar a nadie.
Tal vez volverse más viejo empiece a implicar pensar en proyectos porque cada vez queremos equivocarnos menos. No lo digo yo, lo dice Ommo. Ensuciarse hace bien. Pero no es lo mismo ensuciarse a los 7 que a los 35.
Lo que al principio es un juego a veces 28 años después es el cansarse de jugar y querer descansar un rato.
Me despido de los amigos del todo tiempo pasado fue mejor y brindo por los que no son un proyecto y son lo que son.
Por ese uno que me pide que haga una entrevista que no puede hacer y que yo aún cagándome de miedo me las dé de periodista tratándole de hacerle la vida un poco más fácil.
Por ese que a las tres de la mañana necesita una receta de pastillas del día después y yo despierte a quien sea para que duerma un rato tranquilo.
Por el que no acepta que no llegue a su cumpleaños y me lo sigue cobrando un año después.
Por el que pasado el año me dice que ha pasado demasiado tiempo de deuda.
Por ese que trabaja al lado tuyo y te aguanta no porque te tenga lástima sino porque cree que entre tanta ironía y montañas de palabras usadas de más hay algo de verdad.
Por el que te dice: Por favor hoy no quiero más sinceridad. Miénteme un rato.
Por todos esos amigos que no se sienten representados por Ruta Norte porque nadie más podrá explicarlos.
Por todos los que vomitan en Cristal y no con ella.
Por los que te dicen lo que ni tu mejor amiga podría decirte.
Por esa camaradería masculina que surge a veces y que ni 100 seminarios de género harían que desistiera de ella.
Por los que hacen que aunque esto parezca comercial de Coca Cola lo escucharán como lo que es.
Por los que te dicen por favor callate y si uno se calla no te aplauden por ello.
Por los que te defienden a veces sin estar de acuerdo contigo.
Por los que pagan el copete que le tiraste al de la mesa del lado porque está ese día más sobrio que tú.
Por los que cuando lean esto lo encuentren la última paja de turno pero la lean como si no lo fuera.
Por esos dos que me consideraron un tercero e incluso hicieron un logo para recalcármelo.
Por los que entre tanta paja siguen buscando la aguja.
Por esos que se consideran amigos mios y aunque los trate a veces como el pico siguen insistiendo.
Por los que les ha quedado claro que ya mejor no insistir, no necesariamente por el bien mio sino a veces por el de ellos.
Por los que pelan con buena leche.
Por los que no pelan queriendo hacerlo.
Por los que hacen de un pelambre una virtud.
Por los que se adelantan a uno y te dicen que si sigues así no es necesario una gitana para predecir lo que sucederá.
Por los que están en otra y te miran de reojo por si acaso.
Por los que te hacen caso cuando Pedro ya se olvidó del lobo.
Por los que ya no creen en cuentos sino que los escriben contigo.
Por los que no necesitan decirte todo pero lo dicen cuando es necesario.
Por el que se ofrece a salir del partido si llegaste tarde.
Por el que no se deja perder aunque tal vez lo haría.
Y por último, por el que no te dice todo va a estar bien sino que te acompaña sin saber que decir. Aún sintiendo que decir algo, podría ser más fácil pero también más falso.

2 Comments:

Blogger Capadoccian said...

siento este comentario, pero con el ultimo disco de darren hayman en la mano firmado con un "bestwishes cos the greedy ugly people are not like us.." y muchas otras freakerias como esas...sigo intentando encontrarme en alguna de las listas de agradeciemientos a tus amigos...pero creo que encajo en los que de no creerte nada te creen y de no tener ningun interes miran de reojo por si acaso me veo por ahi.

desde la locura maxima de fumarse un cigarro con his name is alive o una cerveza con i love you but ive chosen darkness, creo que tambien estoy entre esos que no saben si considerarse amigo, porque se que me odiarasw proundamente por los malditos datos que te doy en este post.

tu foto con nick ya pierde valor jajajjaa.

7:40 AM  
Blogger Samanta said...

y por los amigos insoportables, suceptibles de ser odiados incluso, que aún así se materializan por una razón que está más allá del bien y del mal

6:29 PM  

Post a Comment

<< Home