Saturday, March 10, 2007

Coolpa



Hace 3 días un compañero de trabajo intentaba hacer una gráfica que contenía las palabras aborto y muerte.
Yo bien humildemente le pregunté por qué le era tan fácil creer que eso era un sentido tan pero tan claro y no una postura de él.
Su respuesta fue del peor status quo posible.
Ese que no argumenta sino que más bien parece una gallina intentando hablar.
Ese que dice porque es así.
Y agrega porque siempre ha sido asi.
Ese no sentido que se apoya en eso que es obvio por repetición.
Si es tan obvio, explícalo le dije.
Que felicidad que me dan esos momentos porque en serio parece que estuvieran pensando pero en realidad sólo están recordando.
Porque es una vida.
Porque ¿qué culpa tiene él?.
Luego aparece la idea de la irresponsabilidad como si uno no tuviera derecho a ser irresponsable.
Como si el serlo fuera una razón suficiente para creer que no es más irresponsable semejantes citas patéticas de lugares comunes.
Que en realidad no lo son porque son lugares constituidos en el poder que los han hecho repetirse.
Y luego yo soy el intolerante.
Suelo sospechar que para ellos muchas veces lo no pensado es ya una irresponsabilidad.
El placer es una irresponsabilidad.
El error también lo es.
La única pobre criatura en realidad son ellos.
Los que suelen destilar bien suavemente que los pobres son flojos.
Que hay minas para agarrarse y minas para casarse.
Sujetos que defienden que en ciertas universidades no se pasen autores importantes porque eso es un derecho privado.
¿Cómo se llega a ser el intolerante?
¿Cómo el crítico gratuito?
¿Cómo el que prefiere dudar se transforma en el resentido?
¿Y cómo ese que lo es termina doblegando ese sentir que por estatuto se debiera haber sentido sólo una vez?
O sea que es resentido el que no se convence tan fácilmente.
No quiero vivir en el reino del patetismo y prefiero cien veces que no te toleren porque ellos son los reyes de la intolerancia.
Un día escupiré sobre la tumba de ustedes como homenaje a todas las tumbas que cavan día a día en nombre de sus ignorancias.
Escupiré sobre su piedad que en realidad es mucho más asesina que un aborto.

2 Comments:

Blogger Siempre said...

Oye, me gustó esto, en general me gusta tu blog, pero ya lo sabes, sigo pasando y leyendo, mi lado antisistémico se sintió ampliamente complacido con este último (y contradecido en su satisfacción)Sigo pasando y te sigo leyendo.
Besos

5:31 AM  
Blogger Capadoccian said...

Quizas eras tan tú en esto que me costó verte this time. Pasé por el antes, la mía propia percepción y me salté al tú.

hola...

9:44 PM  

Post a Comment

<< Home