Tuesday, October 10, 2006

so pena, diccionario de las penitas penas



Estaba en los finales del partido tipo 5 de la mañana y cuando me dispuse a apagar el computador para dormir, me di cuenta que faltaba una tecla.
Se había salido y donde antes había algo lleno quedaba ahora el mecanismo interno que sostenía lo que en la superficie era una Y.
Muchos dirán yyyyyyy? A quién le importa semejante estupidez?
A mí o tal vez a my, lo que sería un triunfo presente de su ausencia.
Sobretodo porque vengo luchando hace bastante tiempo con la elección entre la y o la o. Entre la dialéctica o la dicotomía.
Parece que si creyera en el azar o en lo místico ya debería tener la respuesta pero no la tengo, ya que cuando creo que la o ya casi gana el partido viene la y para cagarlo todo, para unir lo que ya se despegó, para meter su nariz positiva donde sólo quiero una o.
La Y no sólo me parece como de otro idioma sino que muchas veces me huele a feng shui y a clase de cerámica de dueña de casa aburrida de mandar a tantas nanas.
Hoy la Y se cayó y aunque vuelva a pegarla siempre recordaré que ahí donde ella está hay un vacío.
Recordaré que la O me mira como diciéndome ¿viste que tenía razón?.
¿Viste que no todo puede juntarse aunque lo intentes?.
¿Ves como la renuncia de lo que soy llama a tu puerta sin ninguna paz ciudadana que te salve?
¿Ves como no todo siempre puede verse y yo como O estoy ahí entre medio para recordártelo?.
Vez primera o vez segunda pero no las dos al mismo tiempo.
La Y te llama a seguir y a completar pero yo te obligo a elegir.
¿No te das cuenta que cuando las cosas se ponen peludas la primera que desaparece es esa cobarde de la Y?
¿Esa Y de los G8 y las naciones unidas que discuten eternamente como unirse para cagarse a los demás es la que crees extrañar?
Tú crees que realmente se cayó?
La verdad es que el rumor entre las otras letras del teclado es que salió arrancando porque se le acabó su discurso tolerante hipócrita de juntar cosas que no lo son.
No se hizo cargo.
Se fue del teclado.
Y muchos se lo agradecerán.
¿Hasta cuándo le seguirán creyendo su discurso de psicólogo trabajando en recursos humanos?
Sólo puedo decirte renegando en algo a mi lugar de O que no la pegues porque eso es justamente lo que quiere.
Pura histeria tipográfica para que crean que hace demasiada falta.
Puras mentes de scrabel que creen que si falta una letra ya no hay juego.
Pablo, en serio te lo digo. Esa Y es como esa gente que va a trabajos de invierno para no trabajar todo el año.
Deja el espacio vacío aunque sea un par de días y después me dices como te fue.

3 Comments:

Blogger Samanta said...

y... qué quieres que te diga, ahí me cuentas cómo te va sin ella. O con su ausencia.

7:09 AM  
Blogger Capadoccian said...

mmmm... yo opino que mientras sigas trabajando como enajenado todo estara bien, todo siempre parece funcionar cuando uno se sumerge en las pegas que cariñan el ego y el bolsillo.

cuando eso termine, piensa en las completadas, antes mejor en la historia de "o" (o queria decir lo mismo?) jajaja

taluego!

7:11 AM  
Blogger siempre el sur said...

Esa O, tiene mucho que decir.
Cuenta cómo te fue?

3:32 PM  

Post a Comment

<< Home