Wednesday, June 20, 2007

kike es mi todo



Llevo 3 meses viendo todo en el computador de mi casa en negativo.
Ahora que veo normal, se me fueron los acentos y los signos de pregunta del teclado, asi que tendran que agregarlos cuando el sentido lo amerite.
Por ejemplo, ese asi, lleva uno en la i y el tendran, uno en la a.
El gas de la estufa aun funciona, asi que no puedo hablar de un complot internacional de los electrodomesticos en contra mio.
Tengo un balon bisexual que mantiene un affaire con la cocina y con la estufa y amo que no sea un eyaculador precoz ni que se complique con los cambios de contexto.
Aun me ama aunque piense que el no acentuar el aun es un insulto.
Cuando empece a ver todo en negativo lo primero que pense es que el Dios de las radiografias me decia que me tenia que hacer una.
Lo segundo, fue que tal vez la razon, era esa copa de vino que cayo sobre el teclado que tuve que cambiar.
Lo tercero, era que por fin podia caerme del todo bien Woody Allen.
Lo cuarto, era que tal vez era hora de que me empezara a caer mal de una puta buena vez woody allen.
Lo quinto era un katrina que se aliara con la lluvia y borrara de una vez por todas la busqueda de razones.
Lo sexto era que ese acento faltante en busqueda no pasaria piola ni con la excusa de que la pantalla se convirtiera en nino símbolo.
No se por que la enie no salio y si salio el acento de símbolo.
Debe ser tal vez porque en mi biblioteca tengo buenos dias pais del feto hasbun.
Lo siento pero desde que lei mein kampf se me pego esta obsesion por conocer al enemigo y a los símbolos que los representan.
Sigo sin entender por que el unico acento que sale es el de símbolo y ojala que después de esto, no me citen los neonazis.
Ayer leia que mataron a uno y lo celebro, aunque lamento que fuera a manos de alguien de la garra blanca.
Septimo.
Siempre me ha fascinado discutir con los tolerantes de turno que creen que tolerar es aceptar la diferencia.
Te tolero siempre y cuando no te me acerques.
Te tolero siempre y cuando no tenga que tolerarte.
TE toreo porque no eres igual que yo pero esta de moda que te tolere.
Te tolero siempre y cuando sigas en el transantiago y no me apedrees mi bmw.
Te tolero siempre y cuando sigas aceptando demorarte 2 horas en llegar a tu casa.

Octavo.
Te tolero siempre y cuando te siga gustando salir en la tele mientras como mi tostada con queso azul.

Lo noveno que pense fue ver en las preferencias y me di cuenta que lo que preferia me seguia dejando en negativo.

Lo decimo fue decidir entre 640 x 480 800 x 600 832 x 624 1024 x 768 1056 x 792 1280 x 1024 o 1600 x 1200.
Aprendi que 20 posibilidades se reducen al fin y al cabo a decidir entre pepsi y coca cola.
Pase por geometría y por color y llegue a lo mismo.
Seguia en negativo.
Seguia en una radiografia.
Seguia diciendole a los que me mandaban links de youtube, no veo nada.

Al fin y al cabo, me di cuenta que si seguia asi demasiado tiempo, ese acento de símbolo y esa no enie de ninio empezaba a tener sentido.
Era un símbolo pero no era un ninio que es peor que ser un francisco sin el don.
Era un Roberto duenas en dicom.
Era un Roberto en la indigencia.
Era un no dueno de nada. No era ni dueno de la enie.
Entre era y eras hay una s de distancia.
Y donde preguntarse si ser o no ser, es como si kike morande se preguntara por el ser o a la nada.

1 Comments:

Blogger Samanta said...

Estuve pensando en lo que escribiste acerca de la tolerancia, y en por qué, a pesar de estar básicamente de acuerdo, me produce desconfianza. No podía adivinar cuál era esa desconfianza. Ahora creo que es porque me parece intuir en semejante afirmación la idea de imposibilidad de acceder a alguien que está muy lejos. "Aceptar" la diferencia, como lo pones tú, es ignorarla, hacer como que no existe, mirar para otro lado. En estricto rigor, eso no es aceptarla, sino negarla. Me parece que podría haber otra forma, que sería intentar aceptar que existe(n) otra(s) manera(s) de existir. Esto, eso sí, es un ejercicio difícil, porque implica dejar abierta la posibilidad de "aceptar" que el mundo en que uno vive es precario, que podría perfectamente ser otro, que no es EL mundo, sino UN mundo, y eso es un poco angustiante, porque implica cuestionar la noción de realidad. Creo que uno tiene derecho a vivir en el mundo que se le antoje, a creer, incluso, que es EL mundo, pero eso también reviste ciertos riesgos, como darle la espalda a cualquier humanidad que no sea la propia, y despojar a algunos del derecho a vivir incluso, porque el derecho a la vida es de los humanos y si ese de allá no es tan humano como yo, entonces está muy bien despojarlo de ella. O celebrarlo.
Por otra parte, asociado al tema de la tolerancia, está creer que cada uno puede vivir en su mundo independiente sin ser afectado por el de los demás, cosa que puede suceder arriba del BMW, pero es más difícil arriba del Transantiago. Entonces, yo diría que la diferencia existe y no da lo mismo. De puro tolerante.

7:55 PM  

Post a Comment

<< Home