Wednesday, January 10, 2007

anti club fantasmas



Los fantasmas no dan tanto miedo por el hecho de ser desconocidos o que muchas veces no alcance la racionalidad para entenderlos.
El miedo es a lo desconocido en cada uno de nosotros y más bien a nuestros propios fantasmas.
El miedo es lo que diferencia las escaleras de las fechas que se repiten. Las arañas de los perros. Los viejos del saco de los sacos viejos.
No hay afuera sin adentro diría el Hegel que soy ahora si es que nos lo imagináramos pensando después de chocar de frente con un camión Tolva a 120 km por hora.
Lo más fantasmeable de los fantasmas creo que es la imposibilidad del amedrentamiento. No existe manotazo que los ponga por lo menos en la dimensión de la violencia o del acto. Ni tampoco el tacto que nos permitiera por último, dos segundos de la ilusión de que lo que veíamos era un engaño.
No son un sexto sentido. No son Gasparín y por Dios, no son Ghost.
Pueden recordarnos sábanas pero más que nada por la ausencia de un cuerpo.
Pueden venir del más allá pero porque existe un más acá nuestro que hace del más allá nuestro límite, no uno sobrenatural. Más bien ese que separa deficientemente la piel de todos los días de la piel de gallina.
Pueden darnos consejos y hacer el bien como en las películas que no suelen ser muy buenas.
En esos fantasmas no creo. Creo más en los que nos hacen repetir lo que queríamos guardar en el cajón de lo pasado de moda.
Creo más en esos fantasmas en los que nos fascinaría no creer.
Creo en los fantasmas que nos presentan a nuestro Hyde.
Ese justamente es su poder, el de que pueden.
Insisten más allá de toda autoyuda y blog que intente hablar de ellos.
De hecho, esto se está llenando de fantasmas así que aprovecho para ponerme a pensar en como hacer un fantasma de la ausencia de fantasmas.

1 Comments:

Blogger siempre el sur said...

Vengo, me detengo, leo y leo con atención, y quedo pa dentro, a veces, otras quedo media tilt, y otras me voy rápido pa no quedarme. Y a veces como ahora me pregunto ¿cómo tanto?. Porque no te leo a ti cuando te leo, pero me leo, a veces, bueno, eso pasa, (necesitaba explicarme a mi porque me cuesta comentarte en el blog)
Pero ya sabes que te LEO

8:42 AM  

Post a Comment

<< Home